La importancia del equipo en una expedición polar

nla.pic-vn3082159 The members who remained behind at Elephant Island

Shackleton se había pasado la vida navegando y había participado ya en dos expediciones a la Antártida: la Discovery y la Nimrod. Y era perfectamente consciente de los riesgos de una aventura de ese tipo, donde la línea que separa la vida de la muerte es muy delgada.

Posiblemente un episodio durante la expedición Nimrod le marcó en cuanto a la selección de la tripulación. Habían dividido a los hombres en dos equipos, cada uno con una misión, y habían fijado un tiempo límite en el que el barco debía zarpar aunque alguno de los equipos no hubiera llegado. El equipo de Shackleton tuvo que atravesar dificultades gravísimas durante el regreso, pero demostrando una vez más su increíble capacidad para vencer las dificultades logró llegar a tiempo, solo para descubrir que el capitán había dado orden de partir dos días antes de lo acordado. Ello significaba que tendrían que esperar nada menos que un año hasta que un barco pudiera llegar a ellos de nuevo. Por fortuna finalmente no fue ese el caso debido a la coincidencia de una serie de hechos, pero seguramente Shackleton sacó la conclusión de que debía ser sumamente cuidadoso al seleccionar a sus hombres.

La combinación de diferentes habilidades en una misión de este tipo era clave, puesto que como en toda empresa la fuerza estaba en el equipo. Al pensar en las competencias requeridas para un viaje como el del Endurance seguramente cualquier persona se centraría en destrezas que tienen que ver con la navegación, la supervivencia o incluso el esquí. Pero Shackleton se fijaba además en otros aspectos, también imprescindibles, que posiblemente a cualquier persona le hubieran pasado inadvertidos. Por ejemplo, uno de sus últimos movimientos antes de partir definitivamente rumbo a la Antártida fue reemplazar al cocinero. Seguramente debido a que, a pesar de que la ciencia de la nutrición no existía como la conocemos hoy día, Shackleton sabía que sin una adecuada alimentación era imposible enfrentarse a los riesgos que la misión implicaba, como él mismo había experimentado cuando estuvo a punto de morir de escorbuto durante la expedición Nimrod.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: