Archivo mensual: noviembre 2013

Los hombres de confianza de Shackleton

Tripulación. NSW State Library-DN a285006p

NSW State Library-DN a285006p

A pesar de que durante la expedición todos los miembros de la tripulación fueron claramente necesarios, como en todos los proyectos hubo una serie de figuras sin cuya contribución la supervivencia del grupo simplemente no hubiera sido viable. Evidentemente una aventura como la del Endurance tiene tantas lecturas como personas puedan acercarse a ellas, y cualquier selección de una serie de hombres frente a otros es evidentemente subjetiva y por tanto la siguiente lista responde a criterios personales:

Ernest Shackleton. Sin ningún género de dudas no sólo era el líder formal de la expedición sino que conforme las condiciones se fueron haciendo más y más duras se reveló también como punto de referencia indiscutible a todos los niveles.

Frank Wild. Hombre de confianza de Shackleton y la persona que se quedó al frente del grupo en Isla Elefante. Un aventurero con una rara habilidad para liderar cualquier misión y sin embargo permanecer en un segundo plano, siendo en todo momento fiel a su líder y realizando una aportación de incalculable valor.

Frank Worsley. Capitán del Endurance, un marino nato cuya capacidad para navegar en las condiciones más increíbles hace que la admiración hacia él sea mayor cuanto más se conocen las durísimas condiciones en las que tuvo que guiar diferentes embarcaciones a lo largo de la misión.

Frank Hurley. El fotógrafo de la misión, sin cuyo soberbio trabajo no existiría hoy la valiosa colección de imágenes de la expedición Endurance. Su capacidad para vivir en condiciones extremas estuvo por encima de lo esperado, máxime teniendo en cuenta que su cometido principal no estaba relacionado con el objetivo prioritario de la misión, sino con documentar las diferentes etapas de la misma.

Harry McNish. Carpintero. Realizó todo tipo de trabajos de adaptación tanto del Endurance como de los botes, acomodándolos a las necesidades de cada momento. Entre otras cosas gracias a él la tripulación dispuso de camarotes durante los meses en que el barco permaneció atrapado. Además pudieron trasladar los botes de un punto a otro tras dotarlos de patines para la nieve, y también los tres botes pudieron contar con las mejores condiciones de navegabilidad posibles en la travesía a Isla Elefante.

Charles J. Green. Cocinero. Seguramente incluir a Green dentro del grupo de hombres imprescindibles pueda sorprender. Sin embargo la alimentación fue un factor clave a lo largo de toda la expedición, y en buena medida dependía de su trabajo, que conllevaba las jornadas regulares más extensas de todo el grupo.


5 de Noviembre de 1914: Shackleton llega a Grytviken

Grytviken blog shackleton jesus alcoba

Aunque Shackleton no hace mención explícita a la fecha en la que llegaron a la estación de Grytviken, en South Georgia, desde donde partirían hacia la Antártida, esto ocurría el 5 de Noviembre de 1914. Quizá lo más importante no es el día en que llegaron, sino el hecho de que la información que recibieron al llegar, vista en perspectiva, no parece sino un presagio de las impensables adversidades que les esperaban. En efecto, las condiciones en el Mar de Weddell, lugar de destino de la primera fase de la expedición, que nunca eran buenas, eran simplemente las más difíciles que los balleneros noruegos que operaban en la zona podían recordar. Más adelante Shackleton, posiblemente uno de los marineros más experimentados en aguas heladas del mundo, describiría la zona en la que transcurrió su aventura como “la peor porción del peor mar del mundo”.